Resolución sobre 50° aniversario de las Naciones Unidas

El Primer Congreso Mundial de la Internacional de la Educación, reunido en Harare (Zimbabwe) del 19 al 23 de julio de 1995: 1. Recuerda el significado histórico de la adopción de la Carta de las Naciones Unidas de 1945; 2. Subraya la importancia de la existencia de las Naciones Unidas y de su intervención en la resolución de los conflictos civiles e internacionales, en la promoción del reconocimiento de las normas universales relativas a los Derechos Humanos, en el proceso de descolonización y de promoción de la cooperación internacional para el desarrollo; 3. Comprueba que los desafíos a los que se enfrenta el mundo hoy en día son tan importantes como los desafíos a los que se enfrentaban los pueblos y de las naciones en el momento de la creación de las Naciones Unidas, a saber: a. un aumento de los conflictos regionales, civiles e inter-étnicos desde el fin de la Guerra Fría; b. un aumento de los actos de barbarie y de crueldad así como de los crímenes contra la humanidad; c. un declive del respeto a los Derechos Humanos y los principios de ayuda humanitaria; d. un crecimiento sin precedentes del número de refugiados en muchas regiones del mundo; e. aumentos de la población y de la presión demográfica; f. serias amenazas en contra del medio ambiente y el desarrollo sostenible; 4. Propone la búsqueda de una resolución pacífica de los litigios y alienta las medidas que tienden a impedir la transformación de litigios en conflictos armados; 5. Reconoce la importancia vital del aumento de la eficacia de las Naciones Unidas y de su sistema de agencias especializadas para nuestro porvenir común. El Congreso insta los gobiernos y las partes en conflicto a: 6. Respetar el derecho internacional, en particular la Carta de las Naciones Unidas, la Declaración Universal de los Derechos Humanos y los principios del derecho humanitario ratificados por los Convenios de Ginebra; 7. Rechazar todas las formas de terrorismo. El Congreso insta a los Estados a: 8. Fomentar la implementacion efectiva y coherente de las resoluciones de las Naciones Unidas; 9. Apoyar plenamente las Naciones Unidas y la Corte Internacional de Justicia en sus esfuerzos por la resolución pacífica de los conflictos y la conclusión de litigios conforme a los principios del derecho; 10. Proporcionar suficientes medios financieros y logísticos a las Naciones Unidas incluyendo el Alto Comisariado para los Refugiados y la UNICEF para que cumplan con su mandato tal como está estipulado en la Carta de las Naciones Unidas; 11. Reconocer que la desigualdad y la injusticia social constituyen fuentes de conflicto y por ende se debe aplicar la Declaración y el Plan de Acción de la Cumbre Mundial para el Desarrollo Social, adoptados en Copenhague el 12 de marzo de 1995; 12. Reconocer tal como está mencionado en el compromiso No. 6 de la Declaración de Copenhague, el papel fundamental de la Educación en la promoción del desarrollo sostenible de la salud, de la justicia social, del respeto a los Derechos Humanos y a la democracia. El Congreso: 13. Reconoce la importancia del trabajo realizado por las agencias especializadas de las Naciones Unidas, en particular de la UNESCO, la OIT y la OMS; 14. Insta específicamente a los gobiernos de Estados Unidos, del Reino Unido y de Singapur a restablecer su afiliación a la UNESCO; 15. Se declara categóricamente opuesto a todas las tentativas que tiendan a debilitar la Organización Internacional del Trabajo o a socavar la ejecución de las normas internacionales del trabajo. El papel de la Internacional de la Educación y de sus organizaciones miembros La IE y sus organizaciones miembro deberían : 16. Participar activamente en el debate sobre el porvenir de la cooperación entre Estados y pueblos mediante las instituciones internacionales del sistema de las Naciones Unidas; 17. Cooperar con las Naciones Unidas y las otras organizaciones pertinentes en visperas de la promoción del 24 de octubre, día de las Naciones Unidas, más que una celebración sobre el calendario escolar debería ser una oportunidad de reflexión sobre el futuro de nuestra comunidad en el sentido amplio de la palabra; 18. Destacar en relación con el Cincuentenario de las Naciones Unidas, la publicación de "Nuestra Comunidad Mundial", el informe de la Comisión de Gestión de los Asuntos Públicos Mundiales. 19. Promover la participación más coherente y más eficaz de representantes de las organizaciones no-gubernamentales y populares (ONG) en el trabajo de las Naciones Unidas y de sus agencias especializadas, en particular, las agencias económicas (el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, la Organización del Comercio Mundial); 20. Responder positivamente a las propuestas de la Secretaría General de las Naciones Unidas en lo que se refiere a la participación de las organizaciones sindicales de docentes junto con otras ONG en los grupos de observadores de procesos electorales de las Naciones Unidas así como en otras actividades patrocinadas por las Naciones Unidas, para la reconstrucción de sociedades nacionales después de graves conflictos internacionales o civiles.

Comparte esta página