Resolución sobre la Educación para Todos y la lucha contra el analfabetismo

El Segundo Congreso Mundial de la Internacional de la Educación, reunido en Washington D.C. (Estados Unidos) del 25 al 29 de julio de 1998: Considera que: 1. La educación es un derecho humano, tal como está expresado en los convenios y recomendaciones internacionales, incluso en La Declaración Universal de los Derechos Humanos y La Convención sobre los Derechos del Niño. Los gobiernos deben tomar todas las medidas necesarias para procurar que este derecho sea otorgado a todos, y de manera creciente a los adultos de ambos sexos que necesitan un apoyo educativo; 2. Un importante aspecto del derecho a la educación radica en la alfabetización y la enseñanza básica. Estar alfabetizado es un requisito previo para participar en el mundo actual. La alfabetización ayuda al individuo a cumplir con sus obligaciones como ciudadano en una sociedad democrática, y a exigir y luchar por sus derechos. La alfabetización ayuda al individuo a encontrar trabajo y ser más competente en cualquier ámbito; 3. Un alto grado de alfabetización es un requisito previo para el desarrollo democrático y el crecimiento económico de toda sociedad. Es también sumamente importante para otorgar a la mujer las destrezas, la confianza, los conocimientos y el poder para actuar plena y libremente en la sociedad; 4. La educación es una inversión crucial para un futuro mejor. Se ha demostrado que la educación beneficia a toda la sociedad; por consiguiente, los costos de la educación deben ser asumidos colectivamente por el sector público y no por los individuos. Los análisis económicos demuestran también que la educación rinde un gran provecho a la sociedad que dedica gran cantidad de sus fondos públicos a la enseñanza. Nota que: 5. A pesar de muchas medidas tomadas a raíz del programa adoptado conjuntamente por la UNESCO, UNICEF, el Banco Mundial, y el PNUD en la Conferencia de Jomtien de 1990 sobre la Educación para Todos, el 23% de la población mundial es aún analfabeta; 6. La tasa estimada de analfabetismo de las mujeres, a nivel mundial, es aún más baja que la de los hombres (71% comparada con un 84%); 7. El analfabetismo es mayor en algunos grupos como las minorías étnicas, los pueblos indígenas, migrantes y nómadas, las poblaciones rurales y las poblaciones de áreas remotas si se les compara con otros grupos de la sociedad; 8. El acceso a la educación de la primera infancia ayudará al niño a desarrollar la capacidad de aprender y facilitará su educación durante toda la vida; 9. Aún en el mundo existen muchos países con más de un 50% de población analfabeta. La mayoría de estos países se encuentran entre los más pobres del mundo; 10. El analfabetismo o los niveles muy bajos de alfabetización no son sólo problemas que afectan a los países en desarrollo. Un informe reciente de la OCDE indica que más del 20% de todos los adultos en algunos de los países más ricos del mundo no son capaces de leer ni escribir más allá del nivel más elemental; 11. Si la idea de la educación de por vida ha de convertirse en realidad para todos, uno de los principales requisitos previos es que la gente tenga suficientes conocimientos para poder tomar parte en distintos tipos de enseñanza y capacitación. Si las aptitudes básicas para el aprendizaje se adquieren a temprana edad, esto abrirá nuevas posibilidades en el futuro en la vida con respecto al trabajo y la educación; 12. La única acción a largo plazo que erradicará el analfabetismo es el ofrecimiento de una educación gratuita, obligatoria y de alta calidad para todos los niños. Además, se debe reconocer que, en muchos países, grandes grupos de adultos nunca tuvieron la oportunidad de aprender a leer y a escribir. Para los que no recibieron una educación y/o fracasaron, es necesario encontrar soluciones urgentes y darles una segunda oportunidad. La educación para los adultos de ambos sexos es fundamental en estas circunstancias. Recomienda que: 13. Los gobiernos deben aumentar sus inversiones en la educación para garantizar la educación para todos y la erradicación del analfabetismo. Estas inversiones deben estar dirigidas tanto hacia la educación básica como a la educación para adultos de ambos sexos. Además, los gobiernos deberían establecer un calendario de trabajo a fin de asegurar la aplicación de tales mecanismos y garantías. 14. Todos los docentes necesitan estar capacitados en una variedad de métodos de alfabetización. Los docentes que trabajan en esta área deben recibir una formación docente inicial profunda y de alta calidad, así como una formación continua para mejorar sus competencias, con respecto a la enseñanza de la lectura, la escritura, la observación, la palabra y la escucha, y recibir información sobre los recientes desarrollos en estos temas; 15. Los gobiernos deben asegurar que sean asignados los recursos apropiados para todos los estudiantes, tanto niños como adultos de ambos sexos, incluyendo el acceso a las bibliotecas o a los servicios teleinformáticos; 16. La IE debe co-participar con las ONG y los sindicatos, y apoyar su acción cuando trabajen con adultos, en áreas en donde los gobiernos no asuman sus responsabilidades. Cuando existan programas exitosos que contribuyen al desarrollo de la alfabetización en la comunidad o el ámbito laboral, la IE y/o sus organizaciones miembros deberían abogar por niveles apropiados de apoyo gubernamental para asegurar que existan disposiciones transitorias y de mantenimiento de dichos programas a medida que las ONG se retiran, en el contexto de las medidas públicas para la educación de los adultos; 17. Los gobiernos tienen el importante papel de coordinar las diferentes actividades educativas. Si no existe una visión general de las políticas en los diversos sectores de educación que guíe en la dirección correcta, se corre el riesgo de malgastar esfuerzos. Es fundamental que exista una política gubernamental coherente e integral que se ocupe de todos los niveles del sector educación; 18. Los gobiernos deben tomar medidas para mejorar el ingreso de las niñas a la educación elemental, y asegurar que la educación para adultos ofrezca oportunidades de mejorar los niveles educativos de aquellas mujeres que no recibieron o recibieron una educación insuficiente durante su infancia. La investigación demuestra que siempre y cuando aumenten los grados de alfabetización de las mujeres, hay una correlación directa con la calidad de los servicios de salud en la comunidad; 19. Los gobiernos pueden jugar un papel crucial en poner remedio a las pocas oportunidades de recibir educación que tuvieron determinados grupos como los inmigrantes, los refugiados, los pueblos indígenas y las minorías étnicas comparados con otros grupos de la sociedad. Es importante que estos grupos tengan la oportunidad de determinar el tipo de educación que reciben para asegurar la relevancia de la misma, y que puedan contar con enseñanza en su propio idioma y relacionada con su propia cultura; 20. Los gobiernos, las organizaciones inter-gubernamentales, los institutos de investigación y otras organizaciones que trabajan en la educación deben procurar que el conocimiento relativo al proceso de desarrollo de la alfabetización sea entendido y aplicado; 21. Se ha reconocido que la manera más eficaz para promover la alfabetización consiste en fomentar el aumento de matrículas en la enseñanza primaria y en llevar a cabo una educación fundamental y universal para todos los menores de ambos sexos; 22. El creciente sector de la enseñanza para adultos no puede depender, como en algunos países, solamente de trabajadores y trabajadoras voluntarias; hay un creciente número de docentes y empleados en distintos cargos trabajando a tiempo completo en la enseñanza de adultos. Es importante que estos docentes tengan la oportunidad de desarrollarse profesionalmente y reciban condiciones de trabajo adecuadas que les permitan garantizar la calidad de la educación para adultos. Los docentes y empleados en el sector de la enseñanza de adultos deben recibir el reconocimiento moral y material de acuerdo a su nivel de calificaciones y responsabilidades. Deben tener el derecho de ser consultados y participar en el proceso de formulación de políticas educativas. La IE debe: 23. Cooperar con la UNESCO, UNICEF, el Banco Mundial, el PNUD para que se ejecute plenamente el programa Educación para Todos, adoptado en conjunto por esas organizaciones inter-gubernamentales; 24. Promover y auspiciar, en colaboración con la UNESCO y la UNICEF y las organizaciones afiliadas en los países pertinentes, cursos de alfabetización para niños, adultos de ambos sexos y grupos desfavorecidos, así como desarrollar y difundir materiales de enseñanza; 25. Promover y auspiciar seminarios en colaboración con la UNESCO y la OIT, insistiendo particularmente en la igualdad de acceso de todos a la educación, intervenir ante la CSC de la OCDE en este sentido y hacer valer ante el Banco Mundial las posiciones de la Internacional de la Educación que se opone a la privatización y a la desregulación.

Comparte esta página