Resolución sobre la formación docente

El Segundo Congreso Mundial de la Internacional de la Educación, reunido en Washington D.C. (Estados Unidos) del 25 al 29 de julio de 1998: Nota que: 1. Es de importancia fundamental que los docentes reciban una formación profesional de la mejor calidad luego de haber culminado la escuela secundaria completa. La capacitación profesional de los docentes en el ámbito universitario es un requisito previo tanto para la calidad de la educación cuanto para el progreso social; 2. La enseñanza es un proceso de aprendizaje a lo largo de toda la vida. Esto significa que, entre otras cosas tienen que entenderse como elementos integrantes de la formación docente: el reclutamiento de quienes hayan culminado la secundaria completa o tengan calificaciones equivalentes antes de iniciar su formación como docentes, una formación inicial a nivel universitario previa al ejercicio profesional, una fase de inducción o introducción a la carrera y el desarrollo profesional de los docentes a lo largo de su vida profesional; 3. La condición de los docentes está en declive en todo el mundo. Es de crucial importancia detener esta tendencia para que la carrera docente sea lo más atractiva posible a los mejores estudiantes; 4. Es fundamental también asegurar que todas las categorías de docentes - educación para la temprana infancia, primaria, secundaria y terciaria - reciban una formación profesional inicial y continua de alta calidad; 5. La formación docente debe incluir el conocimiento y el uso de las nuevas tecnologías; 6. Es particularmente importante que los docentes aprendan, como parte de su formación inicial y a lo largo de su carrera, a trabajar en equipo con sus colegas y el resto del personal; 7. Los conocimientos y las aptitudes que requieren los docentes se pueden identificar en cuatro campos: a. Conocimientos y aptitudes para enseñar. Formación en la teoría y práctica pedagógica. Formación en las tareas que conforman las aptitudes necesarias para el docente de hoy en día: el trabajo como miembro de un equipo educativo, el contacto con los padres y las instituciones locales; las actividades de investigación activa, la participación en la organización y la conducción de un establecimiento, entre otras; b. Un conocimiento a profundidad de las asignaturas a enseñar. Los docentes no solo deben conocer bien sus asignaturas sino también saber como incorporar información nueva y adicional. c. La formación en una amplia gama de actitudes, conocimientos y habilidades que no forman parte directamente de las materias a enseñar pero que son parte necesaria e integral de toda educación: el multiculturalismo; la igualdad entre los géneros; las condiciones socioeconómicas y de pobreza; la integración del discapacitado; las acciones en contra de las drogas; la información sobre el SIDA; el uso adecuado de las ciencias de la computación y las tecnologías modernas de la comunicación; los derechos humanos; la discriminación; los problemas del medio ambiente; la ética profesional; las relaciones internacionales; d. El conocimiento del desarrollo fisiológico y psicológico del niño, el adolescente y el adulto de ambos sexos, el conocimiento en las ciencias educativas, por ejemplo la pedagogía, la psicología y la sociología educativas. Recomienda que: 8. El requisito mínimo para ser aceptado para cualquier tipo de formación docente debe ser haber culminado la enseñanza secundaria. Se pueden agregar otros requisitos complementarios dependiendo de las tradiciones nacionales, la estructura de la formación docente y los grupos de edades y asignaturas que los futuros docentes pretenden enseñar; 9. Los requisitos para ser aceptado a la formación docente deberán ser elaborados de tal manera que los adultos y estudiantes de ambos sexos con experiencia equivalente sean estimulados para ingresar a la docencia; 10. La formación docente debe incluir un período de prácticas; 11. La formación docente debe ubicarse a nivel universitario. En aquellos países en donde la formación docente tiene lugar parcial o totalmente en institutos pedagógicos especializados se debe asegurar que la educación que ofrecen sea equivalente a un grado universitario. Es importante que haya relaciones entre la formación docente y la investigación educativa; 12. Debe existir el mayor nivel de integración posible entre los diversos tipos de formación docente. Esto debe suponer el establecimiento de áreas curriculares esenciales u obligatorias consideradas relevantes para el trabajo de todos los docentes; 13. Una forma posible de estructurar la formación docente podría ser tener cursos básicos para todos los estudiantes del magisterio al inicio de sus estudios y en una etapa posterior cursos especializados en educación preescolar, primaria, secundaria y otras áreas relevantes de la educación; 14. La formación docente inicial y continua debe incluir el conocimiento de las investigaciones más recientes en materia educativa, en temas relevantes de la propia disciplina, estudios pedagógicos de avanzada, y técnicas de conducción de un salón de clase. Todos los docentes deberían tener conocimientos y experiencia para trabajar con alumnos con discapacidades, sobre educación intercultural y la capacidad de usar las tecnologías nuevas y emergentes; 15. Es importante que, durante su formación, los futuros docentes estén al tanto de los temas sindicales y se informen sobre las condiciones de trabajo. Para fomentar la afiliación sindical en la profesión docente las organizaciones afiliadas deben entablar relaciones con los estudiantes de magisterio, ofrecerles los servicios del sindicato y donde sea posible, afiliarlos; 16. Debe haber paridad de condiciones y contenidos apropiados en la formación docente para todos los sectores que la integran, desde la educación para la temprana infancia hasta la post-secundaria. En muchos países es importante asegurar el establecimiento de una formación docente de alta calidad especialmente en los sectores en donde han habido deficiencias en dicha formación o incluso inexistencia de la misma, por ejemplo en el campo de la educación preescolar y de la educación técnica o profesional; 17. Es fundamental crear un puente entre la formación docente inicial y la situación real de la enseñanza en las escuelas y en otras instituciones educativas. Crear un período de introducción no significa que el docente que participa en él deba ser empleado en condiciones de trabajo inferiores a las que gozan los otros docentes durante sus primeros años en la profesión, más bien significa que se deben tomar medidas especiales para ayudar a estos nuevos docentes en el desarrollo de su competencia recientemente adquirida; 18. Las escuelas y otras instituciones educativas deben recibir recursos para la atención de los nuevos docentes. Lo ideal es que docentes experimentados hagan las veces de mentores de los nuevos docentes. Donde sea posible, las universidades o los institutos pedagógicos que ofrecen formación docente, deben mantener ciertas responsabilidades a este respecto después de la finalización de los cursos; 19. La formación en servicio debe ser considerada un derecho fundamental del magisterio . El desarrollo profesional constante que tiene por objetivo actualizar al docente y darle la oportunidad de desarrollar nuevas perspectivas de enseñanza es de importancia capital para asegurar una educación de alto nivel y para conservar a los docentes en la profesión; 20. La formación docente en servicio debe ser de la más alta calidad. Para garantizar estos altos niveles, la formación en servicio debe organizarse en cooperación con las universidades, laboratorios u otras instituciones que ofrezcan una educación relevante; 21. Se debe ofrecer una gran variedad y distintos tipos de formación docente en servicio. Los docentes deben gozar de amplia libertad para escoger el tipo de formación en servicio que consideren más adecuado; 22. Los docentes deben tener un papel importante en la planificación y ejecución de la formación en servicio; 23. La capacitación durante la carrera debe ser vista como un derecho y una obligación de los docentes. Debe tener lugar durante las horas de trabajo a fin de asegurar la participación de todos los docentes. Y debe ser considerada como uno de los factores a tener en cuenta a la hora de las promociones; 24. Se deben tomar medias para organizar y coordinar la formación en servicio a nivel internacional para posibilitar que los docentes hagan visitas de estudio a otros países y aprendan de otras experiencias. Esto es de gran importancia teniendo en cuenta que la movilidad en la profesión está aumentando considerablemente; 25. Es de suma importancia que existan mecanismos de ascenso en la carrera magisterial. Una de las prioridades es facilitar el paso de los docentes de un nivel a otro al interior del sistema educativo. También se debe dar a los docentes la posibilidad de participar en proyectos de investigación, políticas de desarrollo y formación docente. La IE debe: 26. Promover las ideas y recomendaciones expresadas en esta resolución en sus contactos y discusiones con la UNESCO, OIT, el Banco Mundial, la OCDE y otras organizaciones intergubernamentales relevantes; 27. Promover la aceptación y la aplicación a nivel internacional de los principios contenidos en esta resolución El objetivo es asegurar una formación docente de alta calidad en todas partes y dar coherencia a las normas educativas al interior de y entre países; 28. Buscar que el desarrollo profesional a lo largo de toda la vida sea aceptado como un derecho de los docentes; 29. Continuar haciendo un seguimiento de la formación docente y desarrollar sus políticas sobre este campo; 30. Reunir y difundir estudios y folletos que hayan producido las organizaciones miembro sobre formación docente.

Comparte esta página