Resolución sobre las niñas

El Segundo Congreso Mundial de la Internacional de la Educación, reunido en Washington D.C. (Estados Unidos) del 25 al 29 de julio de 1998: 1. Recuerda que la Convención sobre los Derechos del Niño declara que: "Los Estados partes respetarán los derechos enunciados en la presente Convención y asegurarán su aplicación a cada niño sujeto a su jurisdicción sin distinción alguna, independientemente de la raza, el color, el sexo, el idioma, la religión, la opinión política o de otra índole, el origen nacional, étnico o social, la posición económica, los impedimentos físicos, el nacimiento o cualquier otra condición". (Convención sobre los Derechos del Niño, ONU, parte 1, art.2.1) 2. Reconoce que en muchos países y regiones, a pesar de algunos progresos registrados, se sigue discriminando a las niñas y que esa discriminación comienza aún antes de haber nacido; 3. Observa que las nociones patriarcales por las que una niña es menos importante que un niño persisten, y que determinadas prácticas tradicionales denotan una clara preferencia por los niños varones; 4. Nota que las nuevas técnicas de reproducción por planificación genética y selección sexual que permiten evitar el nacimiento de una niña se utilizan con cada vez mayor frecuencia, tanto en los países industrializados como en los países en desarrollo; 5. Condena las prácticas que perpetúan la discriminación contra las niñas tales como el matrimonio precoz, la maternidad precoz, la atribución de cuotas reducidas de alimentos, la falta de acceso a los servicios de salud física y mental, la violencia ejercida específicamente contra mujeres y niñas, las acciones que merman su autoestima, la explotación sexual y las prácticas crueles y degradantes como la mutilación genital; 6. Afirma que la educación es un instrumento clave para mejorar el futuro de las niñas; 7. Observa la correlación directa entre las inversiones en la educación de las niñas y la prosperidad de las sociedades. 8. El Congreso determina que la IE y sus organizaciones afiliadas deben: a. promover el cumplimiento de los objetivos estratégicos de la Plataforma de Acción de Beijing relativos a las niñas, la cual hace un llamamiento en favor de la promoción de los derechos humanos de las niñas, la eliminación de todas las formas de discriminación, de actitudes y prácticas culturales negativas, y de la violencia contra las niñas; b. promover y proteger sus derechos y potenciar la toma de conciencia sobre las necesidades y el potencial de las niñas; c. eliminar la discriminación contra las niñas en la educación, la capacitación y la formación; d. promover la eliminación de la discriminación contra las niñas en materia de salud y nutrición; e. apoyar iniciativas para eliminar la explotación económica a través del trabajo infantil, y garantizar que dichas iniciativas contemplen la penosa situación de las niñas; f. promover sistemas educativos empeñados en ofrecer a las niñas oportunidades iguales de acceso, y que consideren las necesidades especiales de las niñas procedentes de los grupos marginados de la sociedad. 9. El Congreso invita a la IE y a sus organizaciones afiliadas a desarrollar planes de acción para: a. revisar sus políticas y prácticas, actividades y publicaciones para garantizar que, en todo lo que hacemos, las niñas sean valoradas igualmente que los niños; b. hacer campaña para promover la educación de las niñas como un derecho humano; c. ejercer presión sobre los gobiernos para que incluyan objetivos estratégicos respecto a las niñas en planes y programas nacionales de desarrollo; d. trabajar con asociaciones de padres y organizaciones de la sociedad civil a nivel nacional y regional para promover la educación de las niñas, combatir la prostitución infantil, el trabajo infantil y otras prácticas negativas, garantizando que los problemas especiales de las niñas sean tomados en consideración; e. promover una formación docente, inicial y a lo largo de la carrera, que incluya cursos específicos relativos a la educación de las niñas.

Comparte esta página