Resolución sobre el desarrollo ambiental sostenible

El Segundo Congreso Mundial de la Internacional de la Educación, reunido en Washington D.C. (Estados Unidos) del 25 al 29 de julio de 1998: Define el desarrollo ambiental sostenible como el desarrollo que satisface las necesidades actuales sin comprometer las posibilidades de las futuras generaciones de satisfacer las suyas. Desea abordar el tema ambiental como un proyecto estratégico para potenciar la Educación Pública y el nuevo rol del sindicalismo. 1. Teniendo en cuenta que la Internacional de la Educación es consciente de la interdependencia existente entre todos los países y reconoce que ningún país, al margen de la fortaleza económica o el nivel de desarrollo que tenga, puede asegurar su futuro por sí solo; 2. Reconoce que es fundamental la colaboración mundial entre las naciones para alcanzar un desarrollo ambiental sostenible; 3. Nota que en la Conferencia de Kyoto de 1997, así como en la Cumbre Mundial de Río de Janeiro, se debatieron detenidamente una serie de medidas para impedir el deterioro medioambiental a escala mundial y para impulsar el control de las emisiones de CO2 a fin de impedir el recalentamiento global. Pero la protección del medio ambiente planetario ha llegado a un punto muerto debido a las políticas mantenidas por muchos gobiernos, quienes dan prioridad absoluta a las ganancias económicas; 4. Deplora la falta de acciones efectivas de parte de los gobiernos para tratar los cambios climatológicos, la desertificación, la desforestación, la industrialización sin ninguna regulación, las políticas energéticas sostenibles, los efectos mundiales de la contaminación y los problemas del crecimiento demográfico, y en especial en los países en desarrollo, como resultado de la introducción ilimitada de la economía de mercado; 5. Denuncia las descargas de desechos industriales peligrosos que hacen los países industrializados en los países en desarrollo; 6. Deplora la subida de los niveles del mar debida al recalentamiento global que está amenazando la existencia de islas y países que se encuentran a baja altitud; 7. Denuncia los accidentes causados por las plantas nucleares que podrían desembocar en un peligro irreversible para la humanidad y el medio ambiente; 8. Reconoce igualmente que el desarrollo ambiental sostenible requiere que sean satisfechas las necesidades de todos los pueblos en materia de alimentación, vivienda, acceso al agua potable, salud, educación, trabajo, transporte y recursos sanitarios; 9. Deplora que muchas personas en el mundo no estén informadas de que la destrucción del medio ambiente a escala mundial está alcanzando rápidamente el límite en que se puede mantener la vida humana en este planeta; 10. Nota que las acciones sostenibles sobre cuestiones del medio ambiente deben tener en cuenta una amplia gama de asuntos relativos al desarrollo económico y social, el alivio de la pobreza, el consumo de recursos, el empleo y la calidad de vida; 11. Nota que la protección del medio ambiente forma parte de un desarrollo sostenible genuino y que las políticas económicas que destruyen las bases ecológicas de la vida no pueden considerarse exitosas a largo plazo; 12. Reconoce que para que haya un ambiente sano y seguro donde crezcan los niños y niñas, y existan espacios laborales saludables y seguros para los adultos, se requiere un ambiente natural saludable, que incluya agua y aire limpios; 13. Reconoce que el personal de la educación (docentes, trabajadores y administradores), en su calidad de afiliados a la IE, Secretariado Profesional Internacional asociado a la CIOSL, cuyas tiene un papel que jugar como promotor del cambio social y debe abogar por un desarrollo ambiental sostenible por medio de la educación; 14. Nota que todo cambio requiere una transformación en el saber y la conciencia de la gente y que la enseñanza tiene un papel fundamental en lograr esta transformación; 15. Nota que para que los docentes puedan cumplir a cabalidad con su papel y responsabilidades colectivas es esencial el pleno respeto a sus derechos sindicales incluyendo el derecho a organización, a la negociación colectiva y a la plena participación; 16. Reconoce que la educación a todos los niveles, incluyendo la educación de los miembros del sindicato, es un componente vital de una política coherente de desarrollo ambiental sostenible; 17. Señala que tiene que desarrollarse programas escolares que integre el asunto del desarrollo ambiental sostenible en todas las asignaturas y se ocupe de las implicancias políticas, sociales, morales, medio ambientales y económicas del desarrollo ostenible; 18. Igualmente reconoce que una legislación estricta que incluya mecanismos de inspección y ejecución son esenciales para un desarrollo ambiental sostenible; 19. Reconoce el papel clave de la mujer, en particular en los países en desarrollo, y la necesidad de su participación a todo nivel, en los programas educativos y las políticas de desarrollo. 20. El Congreso determina que la IE debe: a. trabajar junto con la CIOSL y los otros SPI para elevar la conciencia de sus miembros sobre el tema del desarrollo ambiental sostenible; b. preparar un inventario de las mejores prácticas pedagógicas innovadoras sobre este asunto y llevarlo a la atención de todas las organizaciones afiliadas; c. hacer presión sobre los gobiernos para que adopten legislaciones que promuevan el desarrollo sostenible del medio ambiente en un sentido amplio que contemple los asuntos sociales, económicos y ambientales; d. hacer presión ante los gobiernos para la recolección de información, estadísticas e indicadores y métodos de evaluación fiables y comparables, así como de análisis de costos de beneficios, incluyendo los costos de la acción y del precio de la falta de acción; e. trabajar junto con la OIT para promover las normas laborales internacionales fundamentales, las normas de la OIT relativas a la salud y la seguridad en el trabajo y el ámbito laboral en particular en lo que se refiere a las instituciones educativas; f. trabajar para promover la inclusión de los derechos laborales y medio ambientales en los acuerdos comerciales; g. trabajar con la UNESCO, UNICEF y la OMS para promover el desarrollo ambiental sostenible. h. apoyar a las organizaciones civiles comprometidas en actividades de protección del medio ambiente mundial y solicitar a las organizaciones miembros que apoyen a esas organizaciones a nivel nacional; i. promover ante los organismos internacionales, tales como el Banco Mundial, UNESCO, PNUD, Fondo Monetario Internacional, el Desarrollo Sostenible y un Modelo Educativo que tenga en cuenta las nuevas racionalidades científicas, tecnológicas, económicas, ambientales que implican una revalorización del rol tradicional de los/as educadores/as, de los sindicatos y de la paz y la justicia. j. conformar proyectos de capacitación e investigación para estimular la discusión sobre el modelo unidireccional y de exclusión social representado por el proyecto de globalización en marcha, que desconoce y arrasa la biodiversidad cultural y natural. 21. El Congreso hace un llamado a las organizaciones miembros de la IE para que: a. ejerzan presión sobre los gobiernos a fin de que ratifiquen el Convenio 139 de la OIT relativo a la prevención y al control de los riesgos profesionales causados por las sustancias cancerígenas, particularmente referidos a la exposición al amianto. b. hagan presión sobre sus gobiernos para que ratifiquen los convenios 155 y 161 de la OIT así como sus recomendaciones acompañantes 164 y 171 sobre la salud y seguridad en el trabajo; c. hagan presión sobre sus gobiernos, con la ayuda de la UNESCO, para fomentar los programas de educación medioambiental; d. negocien los términos de participación de los sindicatos del magisterio en el desarrollo de las políticas de educación medioambiental y el desarrollo curricular sobre el desarrollo ambiental sostenible; e. intercambien información, con la ayuda de la IE, sobre la educación para la protección del medio ambiente mundial y el desarrollo de programas educativos; f. se aseguren de que las condiciones en las escuelas y otras instituciones educativas alcancen los niveles medioambientales más altos que permitan a los docentes trabajar en condiciones saludables y a los niños aprender en óptimas condiciones; g. incluyan en la formación de sus miembros los asuntos relativos al desarrollo sostenible; h. se aseguren que la formación docente inicial y en servicio ofrezca programas de alta calidad referidos a temas del desarrollo medio-ambiental sostenible; i. se aseguren que los programas de cooperación para el desarrollo organizados por la IE y sus afiliados incluyan módulos sobre el desarrollo ambiental sostenible. j. verifiquen si la protección del medio ambiente mundial está garantizada en sus países y si está incluida en el material pedagógico y el programa escolar.

Comparte esta página