Resolución sobre la coparticipación para alcanzar la educación para todos

El Tercer Congreso de la Internacional de la Educación (IE) reunido en Jomtien, Tailandia, del 25 al 29 de julio de 2001: Nota que: 1. Más de 115 millones de niños/as de 6 a 12 años no van a la escuela y que la mayoría abandonan sus estudios antes de alcanzar el 5° año; 2. De los 882 millones de analfabetos en el mundo, el 63,7% son mujeres; 3. Más de dos tercios de los gobiernos del mundo destinan a la educación menos del 6 % de su Producto Nacional Bruto (PNB), recomendado como mínimo por la Comisión Delors; 4. La mayoría de los países industrializados no destinan el 0,7% de su PNB al desarrollo, como recomienda la Asamblea General de las Naciones Unidas, y solamente una pequeña parte de los fondos previstos para el desarrollo está destinada a la educación básica; 5. Las ambiciones y los objetivos determinados por las organizaciones y foros mundiales son revisados continuamente a la baja y no son respetados; Piensa que: 6. Todos los gobiernos tienen la responsabilidad de cumplir con su obligación de respetar los derechos humanos y proporcionar una educación básica obligatoria, gratuita y buena calidad a todos los niños, especialmente a las niñas, jóvenes, inmigrantes, estudiantes indígenas, niños con necesidades especiales o que se encuentran en circunstancias difíciles, y a aquellos que pertenecen a minorías étnicas, de acuerdo con el compromiso contraído en el Marco de Acción de Dakar para 2015. En el mundo actual, la misión de la escuela pública de calidad no se limita a los años de educación primaria, sino que también incluye la escuela secundaria y la adquisición de cualificaciones profesionales; 7. No es suficiente mejorar las tasas de inscripción sin tomar en cuenta la calidad de la educación; 8. La coparticipación es un concepto fundamental para alcanzar la educación para todos. El objetivo de las diferentes partes debe ser el interés común. Las propuestas y actividades se deben poner en práctica respetando las responsabilidades de los diferentes cooperantes y la financiación debe preservar el carácter público de la educación; Recomienda que: 9. Los sindicatos docentes deberían aproximarse a los Ministerios de Educación y formar alianzas cuando sea posible que tengan por objetivo común el logro de una educación para todos y todas; 10. Los Ministerios pongan en marcha un mecanismo de información, consultación y negociaciones para mejorar los salarios de los docentes y sus condiciones de trabajo, los recursos, los materiales didácticos y escolares, y la formación de los docentes y del personal de apoyo a la educación; 11. Los sindicatos docentes tomen iniciativas que ayuden a mejorar la calidad de la educación; 12. Las escuelas se basen en la participación democrática de la sociedad civil y en la rendición de cuentas ante ella; en una coparticipación para elaborar nuevas vías de cooperación entre la escuela y los padres; en una coparticipación entre las escuelas, los sindicatos y diferentes sectores de la comunidad; y en un compromiso común a fin de luchar contra el trabajo infantil; 13. Sin poner en cuestión el papel prioritario de la educación pública formal, se busquen nuevas formas de cooperación y amplias alianzas nacionales, particularmente con ONG, con el fin de desarrollar formas complementarias de educación en el contexto de los objetivos de la educación para todos; 14. El compromiso universal de una educación para todos incluya reformas de las políticas de ajuste estructural del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial; un programa para la cancelación de la deuda; mayores subsidios para la educación pública gratuita a todos los niveles en los presupuestos de cooperación al desarrollo de los países industrializados; y un nuevo examen de las posibilidades de desarrollar acuerdos internacionales sobre inversiones, transacciones financieras y una tasación que ayude a los países que no pueden recaudar los impuestos necesarios para mejorar el sistema educativo; 15. Los sindicatos docentes, otros sindicatos y centrales sindicales formen alianzas en torno a los objetivos que comparten para lograr la educación para todos; La IE debería: 16. Preparar un plan de acción detallado que forme parte de la Campaña Mundial por la Educación en cooperación con otras organizaciones a fin de hacer presión sobre los gobiernos para que respeten su compromiso de proporcionar una educación pública gratuita de calidad para todos.

Comparte esta página