Resolución sobre la perspectiva de género en la cooperación para el desarrollo

El Tercer Congreso de la Internacional de la Educación (IE) reunido en Jomtien, Tailandia, del 25 al 29 de julio de 2001: 1. Recuerda que la Constitución compromete a la IE a "luchar contra toda forma de racismo, prejuicio o discriminación en la educación y en la sociedad por motivos de género, estado civil, orientación sexual, edad, religión, opinión política, condición social o económica, u origen nacional o étnico"; 2. Reconoce el compromiso de la IE de promover la igualdad entre hombres y mujeres, niños y niñas, en la sociedad, en la educación y en el movimiento sindical, y sostiene los esfuerzos de la IE para fortalecer la participación de las mujeres en sus actividades, a través de la utilización de cuotas para favorecer dicha participación, entre otras estrategias; 3. Señala que, si bien la mayoría de los miembros de las organizaciones afiliadas a la IE son mujeres, éstas ocupan menos puestos de responsabilidad en los sindicatos de docentes que los hombres; 4. Reconoce que las condiciones económicas de las mujeres son inferiores a las de los hombres, y que las políticas de ajuste estructural aplicadas por el neoliberalismo han agravado la condición de las mujeres, hoy más vulnerables; 5. Reconoce asimismo que las mujeres no gozan realmente de las mismas oportunidades que los hombres en ninguna parte del mundo y que las mujeres siguen luchando por obtener igualdad, respeto, dignidad, desarrollo, equidad, salud, seguridad social, bienestar y paz, y por recobrar su autoestima; 6. Recuerda que el informe de 1999 de UNICEF sobre la situación de los niños y niñas en el mundo y la Plataforma de Acción de Beijing subrayan la ausencia de oportunidades educativas para las mujeres y las niñas; 7. Hace notar que el Segundo Congreso Mundial de la Internacional de la Educación decidió que la IE y sus organizaciones miembro debían de establecer un programa de trabajo en cada una de las regiones, con el fin de, entre otras cosas, "garantizar que el análisis de género forme parte integral de todos los trabajos y las investigaciones que realice la IE"; 8. Recuerda que la política de la IE sobre Cooperación para el desarrollo adoptada por el Segundo Congreso Mundial señala que la cooperación para el desarrollo se inscribe en los conceptos de "independencia, promoción de la democracia, de la escuela pública de calidad para todos, en el crecimiento de la autonomía, la igualdad de género, el desarrollo sostenible, la planificación a largo plazo y el respeto mutuo"; 9. Reconoce la importancia de los proyectos actuales de cooperación para el desarrollo de la IE y sus organizaciones miembro al aumentar la participación de las mujeres en los sindicatos docentes y en la profesión; 10. Reconoce que a pesar de la contribución de los proyectos de desarrollo en el mejoramiento de la situación y las oportunidades de liderazgo de las mujeres en los sindicatos docentes y las comunidades educativas, son necesarios más programas para asegurar una efectiva igualdad de género a largo plazo; 11. Reconoce asimismo que los proyectos de género exitosos y otros orientados a la revaloración de los derechos de la mujer en la cooperación para el desarrollo les permiten a las mujeres intercambiar experiencias y al mismo tiempo representar y difundir mejor sus intereses en el sindicato, en la comunidad y en su país; 12. Reconoce la extrema importancia de promover la sostenibilidad de los programas destinados a las mujeres; 13. Constata que, con relación a los proyectos de género en la cooperación para el desarrollo, se requiere la capacitación tanto de la dirigencia sindical como de los miembros de base, a fin de lograr la sostenibilidad y la difusión de los temas que interesan a las mujeres en lugar de su marginalización; 14. El Congreso decide que la IE y sus organizaciones miembro, en el seguimiento del trabajo sobre la igualdad de género y la cooperación para el desarrollo, debe comprometerse a: a. Respaldar la necesidad continua de proyectos y programas relativos a temas de género y otros destinados a mejorar los derechos y el rol de la mujer, destinados especialmente pero no solamente a las mujeres; b. Actuar ante los poderes públicos para que mejoren las condiciones económicas, sociales, culturales y educativas de las mujeres y de las niñas; c. Ofrecer una formación de sensibilización sobre cuestiones de género y otros temas de interés para las mujeres, a los dirigentes sindicales, al personal de los sindicatos y a las mujeres a nivel continental, nacional, regional y local; e impulsar la atribución de responsabilidad a las mujeres, investigando todas las posibilidades de conciliar responsabilidades sindicales y familiares; d. Desarrollar un instrumento para analizar las cuestiones de género, que permita evaluar el impacto de los programas y proyectos propuestos, y asegurar que se aplique dicho análisis a todos los proyectos de cooperación para el desarrollo propuestos; e. Incorporar un análisis de la situación actual del sindicato, que sirva de base para la evaluación de los resultados de los proyectos, en particular con relación a su sostenibilidad; f. Incluir indicadores de calidad y sostenibilidad, así como medidas cuantitativas, en la evaluación de los proyectos y en las medidas para garantizar la eficacia de los mismos; g. Continuar las campañas de protección integral de la maternidad, la lactancia y el cuidado de los niños pequeños; h. Incluir en las agendas de negociación de las organizaciones afiliadas a la IE aspectos reivindicativos específicos de las mujeres; i. Impulsar el desarrollo de currículos que avancen hacia la educación no sexista; j. Destinar mayores recursos para el desarrollo de proyectos destinados a las mujeres; k. Fortalecer y consolidar las redes regionales de mujeres educadoras, y seguir los planes regionales que permiten compartir experiencias sobre los temas de igualdad de género y de desarrollo, tanto donde han avanzado como donde acaban de iniciarse, potenciando iniciativas en cada organización.

Comparte esta página