Resolución sobre : combatir la austeridad para defender los derechos, los estatutos, los empleos, los salarios

El 7° Congreso Mundial de la Internacional de la Educación (IE), reunido en Ottawa del 21 al 26 de julio de 2015:

 

1. Observando que, en todo el mundo, las políticas de austeridad son reforzadas, bajo los auspicios especialmente del Fondo Monetario internacional y de la Unión Europea, con el fin de responder a las exigencias de los mercados financieros, y que pretenden hacer caer el peso de la deuda en los hombros de los trabajadores, que no son en absoluto responsables de la crisis económica y financiera.

 

2. Constatando que estas políticas se acompañan de reducciones de impuestos sobre los beneficios y para los más ricos, favorecen la evaporación fiscal, privando de este modo de recursos al sector púlico.

 

3. Constatando que estas políticas se traducen en recortes presupuestarios masivos que tienen un efecto devastador sobre la educación y que el sector privado participa de manera creciente en la educación pública.

 

4. Constatando que estas políticas se traducen en muchos países en despidos de docentes, por ejemplo a escala masiva en Grecia, y que los docentes están en una situación cada vez más precaria.

 

5. Observando que los salarios del personal de la educación son fuertemente atacados, que el establecimiento del pago al mérito es un factor de desigualdad y que las ventajas concedidas a algunos son a costa de reducciones salariales para la masa del personal.

 

6. Constatando que las condiciones de ejercicio son cada vez más difíciles ante clases cada vez más sobrecargadas.

 

7. Constatando también que la propia estabilidad del empleo ya no está garantizada para millones de docentes, lo cual reniega de esta manera:

a. la recomendación de la OIT/UNESCO de 1966: «La estabilidad profesional y la seguridad del empleo son indispensables tanto para el interés de la enseñanza como para el personal docente y deberían estar garantizadas incluso cuando se produzcan cambios en la organización tanto del conjunto como de una parte del sistema escolar».

b. la de 1997 sobre la condición del personal docente de la enseñanza superior: «Debe salvaguardarse la seguridad en el empleo de los docentes, en particular la titularidad, cuando este régimen exista o su equivalente funcional, ya que es esencial tanto para los intereses de la enseñanza superior como para los del personal docente de la misma».

 

8. Reafirmando que reviste una importancia crucial que los docentes se beneficien de un estatus elevado, no sólo para la calidad de la educación en sí misma, sino también para hacer avanzar el conjunto de las sociedades (Congreso de la IE, Washington).

 

9. Expresando su solidaridad con todos los compañeros y sus sindicatos que luchan por defender sus reivindicaciones y sus derechos, por la preservación de sus conquistas democráticas y sociales, por el derecho a la educación, a la formación y al trabajo, por el derecho a unos empleos protegidos por los convenios colectivos y los estatutos, a menudo obligados a la huelga.

 

10. Constatando que estos ataques tienen por objeto destruir los derechos por los cuales los trabajadores y demócratas lucharon durante más de un siglo a escala nacional e internacional.

 

El Congreso Mundial, en consecuencia:

 

11. Insta al Consejo Ejecutivo, en cooperación con las organizaciones miembros, a:

a. Denunciar los planes de austeridad, que afectan duramente a la educación y a la juventud, y a luchar contra la precarización de la profesión docente para detener los despidos.

b. Abogar por poner en marcha programas para fortalecer o reconstruir el sector público como alternativa a los “planes de rescate” y a los programas de ajuste estructural.

c. Defender y reforzar la contratación del personal de la educación sobre la base del empleo permanente de titulares protegidos por un estatuto y a actuar para la titularización de todo el personal mantenido en situación precaria.

 

12. Insta al Consejo Ejecutivo a:

a. Desarrollar una campaña para defender a los docentes como titulares protegidos por un estatuto.

b. Efectuar, a partir de las reivindicaciones anteriores, un firme alegato ante organismos intergubernamentales apropiados, tales como la UNESCO, UNICEF, la OIT, la OCDE, el Banco Mundial y el FMI, y que divulguen estas reivindicaciones por todo el mundo, y para que publiquen periódicamente informes sobre la evolución de estas reivindicaciones.

 

Todo ello con el fin de hacer respetar las recomendaciones mencionadas anteriormente y de lograr que la calidad de la educación prime sobre la rentabilidad económica.

Comparte esta página