Resolución sobre : cuestiones en la Región de América del Norte y Caribe

CONTRA LA TRATA DE NIÑOS/AS PARA LA EXPLOTACIÓN SEXUAL Y EL TRABAJO INFANTIL FORZADO

 

1. RECONOCIENDO, que la trata de personas es un problema serio en la región y un fenómeno mundial que atrapa a millones de personas en un ciclo de explotación; es una afrenta a los derechos humanos y pone en peligro la seguridad de nuestras comunidades; mundialmente, la trata de personas genera más de 36.000 millones de dólares al año, lo que la convierte en uno de los mayores negocios ilegales del mundo;

 

2. CONSIDERANDO, que cientos de miles de niños/as – chicos y chicas al comienzo de la adolescencia – corren el riesgo de convertirse en víctimas de la trata para la explotación sexual y el trabajo infantil forzado y a menudo se enfrentan a abusos físicos y mentales, la pérdida de la educación y problemas importantes de salud; proceden de grupos vulnerables o marginados, incluidos migrantes indocumentados, niños/as que se han escapado de casa y niños/as de familias pobres; y las víctimas pueden experimentar una larga recuperación marcada por la estigmatización, el estrés postraumático y los antecedentes penales;

 

3. SABIENDO, que como educadores/as la lucha contra la trata de personas es nuestra lucha; se trata de niños/as en situación de riesgo que viven en nuestras comunidades y asisten a nuestras escuelas; los/las docentes, el personal de apoyo educativo, los/las consejeros/as y los/las enfermeros/as escolares son los primeros en detectar la explotación de nuestros/as jóvenes más vulnerables;

 

4. DADO, que como sindicalistas la lucha contra la trata de personas también es nuestra lucha; debemos formar a nuestros miembros para que sean capaces de abordar este problema en el lugar de trabajo; los sindicatos pueden negociar para que nuestros miembros tengan las cualificaciones necesarias para intervenir en casos de trata y mitigarlos;

 

5. El 7º Congreso Mundial:

a. ENCOMIENDA a la Internacional de la Educación (IE) que participe activamente en la lucha para poner fin a la trata de personas en colaboración con otras partes interesadas, como la INTERPOL, la OIT, la Iniciativa mundial de las Naciones Unidas para luchar contra la trata de personas y Save the Children.

b. PIDE a la IE, aprovechando los conocimientos y la experiencia de sus afiliadas, que cree y distribuya material para informar y sensibilizar a los miembros de las afiliadas y ayudar a identificar y mitigar la trata; y

c. SOLICITA a la IE que desarrolle y o identifique las herramientas pedagógicas ya existentes desarrolladas por los afiliados de la IE, las ONG y organizaciones socias, para su difusión entre los afiliados. Estas herramientas son para que los docentes recomienden a los/las jóvenes qué hacer cuando sospechan u observan la existencia de trata y les ayuden a reconocerla y a protegerse a sí mismos/as y a sus compañeros/as para no convertirse en víctimas de la trata de personas.

Comparte esta página