Resolución sobre: SALUD MENTAL DE LOS DOCENTES Y PERSONAL DE APOYO EDUCATIVO

El 8º Congreso Mundial de la Internacional de la Educación (IE), celebrado en Bangkok (Tailandia), del 21 al 26 de julio de 2019 observa que:

 

(1) La educación de calidad es fundamental para el bienestar de los niños y jóvenes.

(2) A muchos estudiantes se les niega el acceso a un apoyo especializado adecuado para su bienestar y salud mental debido a la falta de inversión en educación.

(3) Los docentes y personal de apoyo educativo desempeñan un importante papel a la hora de brindar apoyo a los estudiantes, pero no pueden sustituir a los profesionales especializados en salud mental debidamente cualificados.

(4) Un buen liderazgo en el ámbito escolar, que respete al personal de la escuela, repercute considerablemente en el bienestar de los docentes y personal de apoyo educativo

(5) El bienestar y la salud mental de los docentes y personal de apoyo educativo se han visto negativamente afectados por la intensificación del trabajo, un entorno sumamente exigente respecto al rendimiento en las escuelas, y unas condiciones de trabajo y empleo cada vez más precarias.

(6) La moral y la satisfacción laboral de los docentes y personal de apoyo educativo también se ven negativamente afectadas por los recortes salariales, las pésimas condiciones de trabajo, la imposición de una carga de trabajo excesiva y otras prácticas administrativas adversas, algo que en muchos países está contribuyendo a que cada vez menos personas quieran dedicarse a la docencia.

(7) En muchos países se ha constatado que la falta de inversión en educación, así como las políticas de austeridad económica y financiera, han tenido unas repercusiones profundas y devastadoras para la salud mental de los docentes y personal de apoyo educativo.

(8) La evidencia confirma una mayor incidencia de depresión, ansiedad y suicidio de docentes y personal de apoyo educativo, que se ha visto exacerbada por prácticas de gestión deficientes u adversas y por la falta de apoyo a los docentes y personal de apoyo educativo.

(9) Las organizaciones miembros desempeñan una importante tarea a la hora de encabezar campañas y emprender acciones colectivas para garantizar mejoras tangibles en las condiciones de trabajo y las prácticas laborales en las escuelas, con el fin de abordar las preocupaciones relativas al bienestar y la salud mental de los docentes y personal de apoyo educativo.

El Congreso también observa que:

(10) Los docentes y personal de apoyo educativo de muchos países sufren profundas y devastadoras consecuencias que afectan su salud mental al verse sometidos a la victimización y el acoso político por parte de gobiernos, servicios de seguridad y otras autoridades, en particular mediante la intimidación, los arrestos y las detenciones voluntarias, el encarcelamiento, la tortura, las palizas y los asesinatos.

(11) El bienestar mental de los docentes y personal de apoyo educativo se ve afectado por la violencia, la intimidación y la militarización de las escuelas.

(12) En muchos países, las políticas de austeridad económica y la privatización y comercialización de la educación han propiciado la tendencia a discriminar, explotar y convertir en chivos expiatorios a los docentes y personal de apoyo educativo.

(13) Muchos docentes y personal de apoyo educativo y estudiantes que se han visto desplazados de sus países de origen debido a conflictos armados, violencia, explotación sexual y persecución necesitan el máximo apoyo para garantizar su bienestar físico y mental.

El Congreso cree que:

(14) Los directores de escuela deberían recibir una formación adecuada para la aplicación de prácticas que estimulen la participación positiva y el bienestar de los docentes y personal de apoyo educativo y para la aplicación de una cultura de reacciones y comentarios positivos en sus escuelas. También deberían recibir formación sobre la detección de riesgos de carácter psicosocial.

(15) Los docentes y personal de apoyo educativo y la educación de calidad son pilares fundamentales de una sociedad democrática.

(16) En el marco del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 de las Naciones Unidas, existe un riesgo considerable para el logro del compromiso global con la educación derivado del fracaso en la contratación y retención de un número suficiente de docentes y personal de apoyo educativo cualificados.

(17) Para ofrecer una educación de calidad a niños y jóvenes se requieren condiciones de trabajo de calidad para los docentes y personal de apoyo educativo, así como inversión en el equipo de profesionales que rodea al niño.

(18) La falta de inversión en docentes y personal de apoyo educativo y otros profesionales de apoyo educativo, y las prácticas de gestión adversas en las escuelas, son las principales causas de los problemas de salud mental entre docentes y personal de apoyo educativo y alumnos.

(19) Todos los docentes y personal de apoyo educativo y alumnos deberían tener derecho a recibir apoyo para su bienestar y salud mental, y se les debería alentar a acceder a dicho apoyo sin críticas, sanciones ni estigmas.

(20) El Congreso decide que el Consejo Ejecutivo adoptará medidas para:

(i) Seguir promoviendo los ideales, fines y objetivos de la campaña Unámonos por la educación pública, reconociendo la importancia de la salud y el bienestar de los docentes y personal de apoyo educativo y alumnos para alcanzar la meta de una educación de calidad para todos y todas.

(ii) Poner de relieve y apoyar el trabajo de las organizaciones miembros que desarrollan campañas y emprenden acciones colectivas para cuestionar las prácticas laborales inaceptables.

(iii) Seguir destacando y contribuyendo con los esfuerzos de las organizaciones miembros que toman medidas para apoyar a los docentes y personal de apoyo educativo y estudiantes refugiados y desplazados;

(iv) Seguir promoviendo la meta de las escuelas como refugios seguros para todos y todas.

(v) Abogar junto con las organizaciones miembros por la garantía de un índice nacional e internacional adecuado de bienestar y salud mental de los docentes y personal de apoyo educativo.

(vi) Recabar y difundir entre las organizaciones afiliadas ejemplos de prácticas efectivas que permitan contribuir al bienestar de los docentes y personal de apoyo educativo en diversos contextos nacionales.

(vii) Colaborar con las organizaciones miembros para promover los objetivos del Día Mundial de la Salud Mental.

Comparte esta página