• Página principal
  • News
  • Nigeria: La Internacional de la Educación reclama la liberación inmediata de los estudiantes secuestrados por un grupo yihadista

Nigeria: La Internacional de la Educación reclama la liberación inmediata de los estudiantes secuestrados por un grupo yihadista

El 13 de diciembre, al menos 600 adolescentes fueron secuestrados por Boko Haram en la escuela pública de enseñanza secundaria Government Science Secondary School en Kankara, estado de Katsina, al noroeste de Nigeria. La Internacional de la Educación, la federación sindical mundial que representa a los docentes y las docentes, se ha sumado a la comunidad internacional para pedir la liberación en condiciones de seguridad de los 300 adolescentes que continúan en cautiverio.

La Internacional de la Educación se suma a las Naciones Unidas para condenar enérgicamente el secuestro de estos niños en su escuela, y pide su liberación inmediata e incondicional. “Los niños deben ser liberados inmediatamente y devueltos sanos y salvos a sus familias”, ha expresado el secretario general de la Internacional de la Educación, David Edwards.

NUT: el Gobierno debe garantizar la seguridad de los maestros y las maestras

El Nigeria Union of Teachers (NUT), organización nacional afiliada a la Internacional de la Educación, informó del secuestro de 600 alumnos. Cerca de la mitad fueron rescatados por las fuerzas armadas, por lo que cerca de 300 estudiantes siguen desaparecidos.

Además, el sindicato ha señalado que dos maestras fueron secuestradas en un incidente similar en la misma región y que todavía no han sido localizadas.

Frente a estos brutales incidentes, el NUT ha amenazado con convocar una huelga a menos que el Gobierno garantice la seguridad de sus miembros en el norte de Nigeria.

UNICEF: los ataques a las escuelas constituyen una violación de los derechos de los niños y las niñas

UNICEF también “condena en los términos más enérgicos posibles este brutal ataque y solicita la inmediata liberación de todos los niños y su regreso a sus familias”, ha señalado Marie-Pierre Poirier, directora regional de UNICEF para África Occidental y Central.

Poirier añade que UNICEF está profundamente preocupada por estos actos de violencia, teniendo en cuenta que los ataques a las escuelas constituyen una violación de los derechos de los niños y las niñas. Sin embargo, afirma que UNICEF reconoce todos los esfuerzos que el Gobierno de Nigeria está realizando para que los niños desaparecidos puedan regresar a sus hogares en condiciones de seguridad.

Antecedentes

El 15 de diciembre, Abubakar Shekau, líder de Boko Haram (que en hausa significa “la educación occidental está prohibida”), reivindicó la responsabilidad de los secuestros. Más de 100 hombres armados en motocicletas atacaron esta escuela pública rural. Algunos estudiantes de secundaria lograron escapar, pero otros fueron capturados, separados en varios grupos y llevados por los atacantes a paradero desconocido, según la agencia internacional de noticias Agence France Presse.

Más de seis años después del secuestro de las estudiantes de secundaria de Chibok, este nuevo secuestro masivo supone un desafío para el presidente nigeriano MuhammaduBuhari, que había prometido derrotar al grupo yihadista.

Buhari, procedente precisamente de Katsina y que se encontraba visitando a su familia en el momento del secuestro, condenó el ataque y ordenó que se incrementara la seguridad en todas las escuelas. Las escuelas también han cerrado. El 14 de diciembre, el ejército dijo que había localizado el escondite de los secuestradores, añadiendo que se estaba llevando a cabo una operación militar.

Además de esta campaña para garantizar la liberación de los niños de Katsina secuestrados, la Internacional de la Educación sigue exigiendo la liberación inmediata de las 123 escolares de Chibok que siguen desaparecidas. En total, 276 escolares fueron raptadas en el secuestro masivo que tuvo lugar en Chibok en 2014.